Submissions for this form are closed.

De Teresita de los Andes a la espiritualidad de la unidad

De Teresita de los Andes a la espiritualidad de la unidad
Doscientas personas se congregaron en el Centro Mariápolis (centro de espiritualidad del Movimiento de los Focolares, sito en Cunaco -VI región-Chile) para la bendición del Oratorio dedicado a Teresita de los Andes

bOfrenda- reliquia de Sta. Teresa de los Andes - CM Chile 11 06 2016)La ceremonia presidida por Mons. Alejandro Goic K., obispo de la Diócesis de Rancagua, con la colocación de una reliquia de la santa chilena, tuvo lugar este sábado 11 de junio, presentes autoridades políticas (entre ellos el Alcalde de Nancagua y concejales de Nancagua y Santa Cruz), Jefe de Carabineros, directivos de colegios, sacerdotes, religiosas (fue especial la visita de la madre general de la congregación del Amor de Dios), la presidente de la Junta de vecinos del El Huape, representantes de los Focolares llegados desde distintas regiones del país, vecinos y amigos de Cunaco y alrededores.

No es casual este evento. Juanita Fernández Solar (-1900-1920- es el nombre original de Teresita de los Andes, religiosa carmelitana chilena fallecida con apenas 19 años de edad, quien fuera beatificada en 1987 y canonizada por el Papa Juan Pablo II en 1993 como la primera santa chilena) transcurrió algunos períodos en este mismo lugar, el fundo “El Huape” (donde hoy está el Centro Mariápolis) perteneciente a sus primas Herminia y Elisa Valdés Ossa1. Desde aquí escribió hermosas cartas, que demuestran su gran amor a Dios y por los hermanos2. Aquí ella: rezó, cabalgó por sus campos, rió a más no poder dejando las huellas de su presencia en estos lugares3.

Es justamente allí donde colaborando con las Misiones, sucede en diciembre de 1918 un hecho particular, la levitación, que consta en las actas del proceso de beatificación y que el P. Félix Henlé, redentorista, que estaba en Cunaco, junto con otros sacerdotes dando las misiones, describe: “Un día, después del mediodía, hacia las dos, cuando todo el mundo hacia la siesta, entré silenciosamente al oratorio, sin sospechar que ella (Teresita) estaba allí. Pero ¿Qué veo? La señorita Juana elevada en el aire, más o menos a treinta centímetros, sin que ni sus rodillas ni sus brazos se apoyaran en el reclinatorio, las manos juntas, adorando al Santísimo. El rostro estaba todo encendido, los ojos fijos en el Sagrario. Habitualmente era más bien de cara pálida. Era siempre muy alegre en la mesa; pasaba largo rato en el oratorio. Ahí tiene, mi Reverendo Padre (se dirige en carta al P. Fernando Castel, asuncionista) lo que me acuerdo de esa santa y de su éxtasis. ¿Cuánto tiempo duró eso? , no lo sabría decir, pues al momento me retiré en silencio, con la emoción que usted puede imaginar”4.

bCuadro y reliquia en la Capilla de Sta. Teresa de los Andes - CM Chile 11 06 2016Este hecho es parte de todo un camino en la vida de Teresita. En la Homilía pronunciada por Juan Pablo II en su Beatificación dice: “(…) En sus breves escritos autobiográficos nos ha dejado el testamento de una santidad sencilla y accesible, centrada en lo esencial del Evangelio: amar, sufrir, orar, servir. (…) Es un modelo de vida evangélica para la juventud de Chile. (…) Su vida ejemplar se reviste de humanismo cristiano con el sello inconfundible de la inteligencia viva, de la delicadeza premurosa, de la capacidad creadora del pueblo chileno.”
Es significativo que en 1920, el mismo año de la partida de Juanita al cielo, nace en Italia Chiara Lubich, la después reconocida fundadora del Movimiento de los Focolares u Obra de María. “Desde sus primeros años –recuerdan en la reseña- experimenta un profundo amor por Dios. A los 19 años Dios le abre un camino nuevo para vivir en unión profunda y total con El. Por eso, el 7 de diciembre de 1943, a los 23 años, en una Misa solemne, delante del Santísimo, se consagra total y definitivamente a Dios. Estaba sola, sin comunidad, sin proyecto, sin certezas… solo una, “mientras haya un sagrario sobre la tierra nunca estará sola”. Junto a esta indispensable experiencia personal, la espiritualidad que contiene el carisma de la unidad difundido hoy en más de 150 naciones, confiado por el Espíritu a Chiara, acentúa la dimensión comunitaria de la vida cristiana: la convicción de que en el Evangelio vivido está la solución de cada problema individual y social. En las palabras de Jesús, caladas una a una en lo cotidiano, y en particular, en el mandamiento que Jesús dice ‘nuevo’ y suyo “ámense unos a otros como yo les he amado5” intuyen la ley para que la humanidad disgregada se recomponga”.

bEucaristia - Bendiciòn Capilla Sta.Teresita L.Andes CM Chile 11 06 2016El Movimiento de los Focolares cuenta con este Centro de espiritualidad desde el 8 de marzo 1993, un regalo grande del Eterno Padre. “A nuestra llegada – recuerda durante la ceremonia M. Cristina González focolarina chilena – en la entrada había una pizarra que invitaba a todos los vecinos a la inauguración del alumbrado eléctrico para el sector del Huape. Nos parecía un signo que Jesús nos pedía ser la luz del Evangelio que se pone en evidencia para que todo el mundo lo vea. Y fue Chiara Lubich que nos confirmó esto: ser una Luz blanca que irradia a todos los que estén alrededor” y agregaba “conocer la historia de Cunaco, de esta casa, leyendo las hermosas cartas que Juanita Fernández, esta jovencita enamorada de Dios, escribía desde aquí, todo lo que ella hizo llevando Dios a este pueblo, y ¡cuántas conversiones! Nos llama también a nosotros a ser santos, santos juntos como lo dice nuestro carisma, una santidad comunitaria, de pueblo, una santidad a la cual todos podemos llegar, si vivimos el Evangelio, el mandamiento del amor reciproco que nos dejó Jesús”.

“Hoy se encuentran -se afirma en la reseña- dos espiritualidades, dos personas podríamos decir de estos tiempos, ambas profundamente enamoradas de Dios; una, Teresita que entra al Carmelo para alcanzar la unión con Dios: “Cristo, ese loco de amor, me ha vuelto loca”, y Chiara: “Tengo un solo Esposo sobre la tierra: Jesús crucificado y abandonado, no tengo otro Dios fuera de El6”.

bDSC_1369Dos caminos que convergen: el castillo interior de Teresa la grande que Teresita siguió, y Chiara Lubich que anhela construir el castillo exterior en el mundo, realización del Testamento de Jesús: “Padre que todos sean uno7”.

Un evento que nos invita a imitar la radicalidad con que estas mujeres vivieron y continuar multiplicando en el hoy esa luz y ese amor para el bien de la Iglesia y de la sociedad. Como afirmaba María Emmaus Voce, presidenta de los Focolares, en su mensaje para la ocasión: “que la capilla dedicada a Santa Teresa de los Andes suscite en todos aquellos que pasarán la aspiración a alcanzar aquella santidad de pueblo a la cual todos estamos llamados”.

 

1 Es de destacar que Mons. Francisco Valdés Subercasseaux, primer obispo de Osorno, fue quien le pidió a Chiara Lubich la apertura del primer Focolar en Chile, que inició allí en el año 1967.
2 “Las misiones tuvieron un espléndido resultado. Jamás había presenciado espectáculo más conmovedor”. (C41 a su hermana Rebeca). “Hubo más de 1.300 comuniones, 70 primeras comuniones, bautizos, confirmaciones y matrimonios. Verdaderamente fue una misión con mucho provecho, gracias a Dios que movió los corazones” (C.44 a la Madre priora de los Andes). Y a su madre (C.42): “Te aseguro que he pasado regiamente y me quedaría todo el mes, si pudiera tener a todos los míos aquí”. Ed. ….
3 “Al llegar a Cunaco le impresionó la casa patronal adornada por cuatro palmeras en su fachada principal; las hojas largas y ligeras representaban la entrada triunfal de Jesús en Jerusalén y sus troncos figuraban el trayecto que debía recorrer para coger una palma y saludar al Redentor”. Teresa de los Andes, Teresa de Chile pág. 88. PAULA ediciones.
4 Sor Teresa en Colchagua. A la Luz de la Fe. Mons. Jorge Medina Estévez. Ed. ….Pág. 132 y 133.
5 Jn. 13,34
6 Chiara Lubich. Libro La doctrina espiritual. Pág … Ed. Ciudad Nueva
7 Jn. 17, 21